Buscador de Noticias
La 14
Fútbol
8/12/2019
Volvió Lanus

El grana derrotó bien por 1 a 0 a Racing, y tuvo un gran segundo tiempo.

Que la final del Trofeo de Campeones, que Chacho se va, que ya no hay motivaciones. Lo cierto es que Racing hace tiempo que perdió la brújula, de la identidad que infló el pecho de su gente apenas queda un documento desteñido. Sin ideas, ni fútbol, por más que corras y presiones las soluciones no van a llegar. Y en eso anda la Acadé, en una transición que comenzó hace rato aunque todos -técnico saliente, jugadores y directivos- naturalicen el fin de ciclo como algo superado. Lanús desnudó que no es así. Y asumió, sobre todo en el ST, un protagonismo que exigía el hambre de llegar a la cima de la Superliga. No se conformó. Y fue con ganas, con empuje, con barullo, pero con determinación.
Ya sea porque todos se conocen en el fútbol argentino, por respeto o por falta de ideas, a los dos les costó encontrar los huecos para poder llegar al arco rival con peligro. Por mucho que gritara Coudet desde el banco, en su despedida de la Superliga no logró despertar a sus soldados en esa primera parte que fue de overol, pico y pala, con un despliegue descomunal de ambos lados que no resolvió lo que el partido necesitaba: una pausa, una mente lúcida, un quiebre inesperado o esa vieja pared del toco y me voy que tanto se extraña... Racing volvió a padecer esa falta de ideas que lo tiene a maltraer desde hace un tiempo, no despega, no encuentra el jogo bonito que enamoró a los hinchas. Los tres volantes de ataque (Barbona-Zaracho-Rojas) no pudieron conectarse.
Y acá, claro, talla la presencia de un Lanús que fue pura adrenalina, que presionó alto en todas las jugadas, que propuso verticalidad y sexta a fondo. Sí, no se dio cuenta de que esa fórmula era la que hacía fracasar también a la Academia. Intentó romper por afuera, lo buscó , estuvo bastante bien pero le faltó ese toque cuando el centro viajó al área de Arias. El dueño de casa tuvo más claridad, no encontró los caminos...
Coudet parece haber asumido que le está costando levantar a su plantel tanto en lo colectivo como en lo individual. Tal vez, su partida a Inter de Brasil tenga mucho que ver con esto. Porque en el segundo tiempo, Lanús fue totalmente el dueño de las intenciones, puso las condiciones, las ganas, no lo dejó pasar la mitad de cancha y, se sabe, de tanto ir alguna va a entrar. Y fue gracias a un gran pase de Marcelino (la rompió en el final) para Di Plácido. La metió Mena, pero qué importa. Había que llegar a la cima. Y nada más.


Fuente: Diario Ole



Ver mas noticias... Volver a la home...
Debut y derrota
Tercer refuerzo granate!
Triunfo amistoso ante Dios
Segundo refuerzo granate!
Primer refuerzo granate

Algunas imágenes de este sitio fueron extraídas de otros medios gráficos.
No se acreditan ni sugieren derechos sobre las mismas.
Si alguna de estas imágenes está sujeta a las leyes de copyright por entidades legitimadas,
informálo aquí y las mismas serán removidas lo más pronto posible.