Buscador de Noticias
Luis Zubeldía
Fútbol
27/2/2020
Pasó con lo justo

El Grana sufrió mucho para sostener el global contra Universidad Católica en los 2.850 metros de Quito, pero Rossi tuvo una actuación clave - atajó un penal - para darle le pase a la segunda fase de la Sudamericana.

Fue un martirio. Cada minuto fue un suplicio para Lanús. Cada atajada de Agustín Rossi se festejó como un gol propio. Cada cierre fue un suspiro de alivio. Cada pelota parada a favor fue empleada para ganar preciados segundos. El Granate la pasó muy mal en los 2.850 metros de altura de Quito. Tan mal que el 3-0 conseguido en el partido de ida casi queda corto. El conjunto argentino padeció el partido. Tuvo que administrar el oxígeno para lograr las clasificación. Sí, porque el equipo se quedó sin aire y sin piernas. Terminó extenuado de tanto correr atrás de la pelota.
Existe un atenuante al que Luis Zubeldía puede aferrarse para intentar explicar qué les pasó a sus dirigidos. Lanús no sólo lidió con los indisimulables efectos de la altura, sino que también jugó contra el árbitro boliviano Gery Vargas, quien inclinó la cancha y le cobró a Universidad Católica de Ecuador dos penales inexistentes. Rossi fue el héroe del Granate. Y no sólo porque le tapó un penal a Armas. El arquero también tuvo una gran tapada ante un remate de Tévez, le contuvo un derechazo a Vides y logró desviar un violento disparo de Jeison Chala que luego se estrelló en el palo.
Lanús no jugó como está habituado a hacerlo. El equipo argentino procuró regular el oxígeno y aferrarse a la amplia diferencia conseguida en el partido de ida. Resignó terreno y pelota. Cedió el protagonismo. Y terminó teniendo un desgaste físico enorme, ya que debió correr de forma constante para cubrir espacios ante un adversario que administró la pelota, los tiempos y los espacios.
Los dirigidos por Zubeldía lograron avanzar a los 16avos de final de la Sudamericana porque a los ecuatorianos les faltó eficacia para concretar las situaciones que tuvieron. Universidad Católica, un equipo al que no le sobran recursos, llegó más por empuje que por la lucidez de sus atacantes a la hora de fabricar espacios. Así y todo le dio un buen susto a Lanús, que terminó haciendo tiempo. El Granate sobrevivió a una mala noche. No hay mucho más para rescatar.


Fuente: clublanus.com



Ver mas noticias... Volver a la home...
El grana no levanta
Derrota en el Nuevo Gasómetro

Algunas imágenes de este sitio fueron extraídas de otros medios gráficos.
No se acreditan ni sugieren derechos sobre las mismas.
Si alguna de estas imágenes está sujeta a las leyes de copyright por entidades legitimadas,
informálo aquí y las mismas serán removidas lo más pronto posible.