Buscador de Noticias
Guillermo Burdisso
Fútbol
16/2/2021
Volvió Lanus!

El grana le ganó muy bien por 1 a 0 a Independiente en Avellaneda en la primera fecha del campeonato.

Si al partido se lo definiera por colores, de acuerdo con lo visto a lo largo de los 90 minutos, podría decirse que fue un Rojo pálido y un Granate fuerte. Independiente, en el debut de Julio César Falcioni en su segundo ciclo en el club, demostró ser un equipo sin fútbol, en plena construcción de una nueva filosofía futbolística. Y dejó algo más preocupante que la carencia de juego: no hubo ni una pizca de mejora con respecto a lo que se vio en el proceso anterior. Incluso, a tono con el planteo elegido por su nuevo entrenador, su rendimiento fue sin dudas un paso atrás. O un paso en falso, como para no ser tan lapidarios y darle crédito a esta nueva etapa cuando recién se acaba de disputar la primera fecha del torneo. Lanús, más organizado, con un estilo definido y más equipo en definitiva, lo ganó bien. Y lo hizo gracias a una acción de pelota parada. Sí, el colmo de JCF, un especialista en la materia.
El ex DT de Banfield apeló a su fórmula conocida, la que lo distinguió a lo largo de su carrera: buscar solidez defensiva como prioridad, no preocuparse por la posesión y ver si en algún momento podía aprovechar los espacios que dejaría su rival. El diseño táctico incluyó una línea de cinco atrás, con dos carrileros que pasaron poco al ataque. En el medio, tres mediocampistas con vocación ofensiva pero incómodos, como Hernández por la derecha y Blanco de volante central, completando un perdido Soñora dicho trío. Y arriba, Velasco con Romero, víctimas del sistema, desconectados del resto. El problema de esa estrategia fue el posicionamiento: muy atrás. Ese bloque bajo implicaba quedar lejos del arco rival cada vez que recuperaba el balón. Y sin tener una organización creativa para progresar, la única opción era el pase largo a los atacantes, que peleaban en inferioridad numérica. Así y todo, en ese primer tiempo flojito, tuvo tres situaciones de gol para ponerse en ventaja. Aunque fueron acciones aisladas y no producto de un juego elaborado.
Como era lógico, por el estilo de Zubeldía y las intenciones de Falcioni, Lanús fue el dueño de la pelota. Con De La Vega recostado sobre la izquierda, a perfil cambiado y armando un 4-3-3 flexible, el juego del Granate se concentraba en esa zona, con Bernabei sumándose al ataque y aprovechándose de la falta de retroceso de Hernández. Sobre la otra banda, Orsini se cerraba constantemente y tiraba diagonales para apoyar a Pepe Sand en cuanto a presencia en el área. En uno de esos desmarques de afuera hacia adentro, Ayrton Costa le cometió un penal que Rapallini no sancionó tras un delicioso pase de tres dedos del Pepo.
La superioridad futbolística de Lanús se tradujo en chances de gol recién en el complemento. Por abajo (mano a mano de Orsini que tapó muy bien Sosa) y también por arriba (cabezazo en el travesaño de Burdisso tras un corner). Fue todo un aviso. Un rato más tarde, en una pelota parada, dos cabezazos en el área cumplieron la famosa regla para el gol del 1-0.
A esa altura, Independiente estaba hundido en su campo, corriendo detrás de la pelota y sin poder lanzar la contra porque cuando uno del Rojo la recuperaba no había apoyos ni desmarques de sus compañeros. Lanús se movía en bloque y desarticulaba cualquier intento de ataque de su rival. Así le alcanzó para ganar con total justicia.


Fuente: Diario Ole.



Ver mas noticias... Volver a la home...
Empate con gusto a poco
Triunfo de visitante para seguir ahí

Algunas imágenes de este sitio fueron extraídas de otros medios gráficos.
No se acreditan ni sugieren derechos sobre las mismas.
Si alguna de estas imágenes está sujeta a las leyes de copyright por entidades legitimadas,
informálo aquí y las mismas serán removidas lo más pronto posible.