Buscador de Noticias
Luis Zubeldía
Fútbol
13/4/2021
Se durmió y lo golearon

El grana ganaba muy bien por 1 a 0 con gol del Pepe, pero el empate de Newell's sobre el final del primer tiempo lo volteó: fue 3 a 1 en contra.

A Newell’s le llegó el primero, nomás. Y no por obra de la fortuna. Llegó porque supo torcer su propio rumbo. Cambió a tiempo. Convencido. Y le llegó, también, porque fue inteligente para aprovechar el bajón pronunciado de Lanús, que se descontroló y jugó con uno menos durante gran parte de la etapa final por la expulsión de Belmonte. Lo que le llegó a la Lepra de Germán Burgos fue su primera victoria en el torneo y la inicial, claro, en la era del Mono.

La Lepra había empezado con una postura similar a la de los anteriores tres encuentros, todos empatados. Es decir, bajo la prioridad del sagrado orden defensivo que predica el Mono, eligió tomar posición en su campo, con sus líneas apretadas, agazapado a la espera de una contra y con casi todos detrás de la línea de la pelota al momento de recuperar el balón. La apuesta ofensiva era a una contra. Pero esta no aparecía. Y lo que sí comenzaron a verse fueron algunas desatenciones individuales en la contención y en esa última línea de cinco.

El Granate, a partir de la posesión, arribaría al 1-0 parcial por intermedio, cuándo no, de Pepe Sand. Y luego pudo haber estirado la ventaja si Abal cobraba penal por un golpe con sus dos manos (primero con la izquierda, después con la derecha) de Pablo Pérez sobre el rostro de De la Vega en la previa de un tiro de esquina. La duda era saber cómo NOB, que hasta allí estaba moldeado con un planteo cauteloso, iba a asumir la responsabilidad de atreverse a más en la búsqueda de remontar la historia. Y no sólo que la levantó, sino que además la revirtió. Fue clave el tanto de Cristaldo sobre el final del primer tiempo, con el último aliento antes de irse a los vestuarios.

Ya en el segundo período, Burgos adelantó las líneas, decidió que Cacciabue y Negri prácticamente jugaran como dos wines y le imprimió determinación ofensiva a sus dirigidos. La Lepra entendió que si seguía animando podía llevarse algo más que una parda desde La Fortaleza. Ese Newell’s que atacaba con mucha gente, autoridad y actitud, alcanzó el 2-1 con Cacciabue. Y así como ese grito del Churry había resultado determinante en el encuentro, mucho más lo fue la roja a Belmonte por doble amarilla.

NOB recibió dio algunos pasos atrás y aguardó la posibilidad de meter la tercera estocada, con transiciones rápidas por los costados y buenas asociaciones. Frente a un Lanús sin calma, desdibujado por todos lados, los de Burgos metieron el tercero. Cacciabue, de nuevo, firmó el 3-1.


Fuente: Diario Olé.



Ver mas noticias... Volver a la home...
Goleada granate en la 2da!
Goleada granate en la 1era
Ángel González, 4to refuerzo granate
Braghieri, 3er refuerzo granate

Algunas imágenes de este sitio fueron extraídas de otros medios gráficos.
No se acreditan ni sugieren derechos sobre las mismas.
Si alguna de estas imágenes está sujeta a las leyes de copyright por entidades legitimadas,
informálo aquí y las mismas serán removidas lo más pronto posible.